2010

El hombre del año

Este que veis aquí arriba es el hombre del año. No ha filtrado un montón de documentos secretos, ni ha creado una red social que usan millones de personas. Es mi padre. La grave afección pulmonar que padece ha sido la protagonista de este 2010 que acaba. Sin embargo ha habido otras cosas igualmente importantes. Grandes ilusiones.

La Lengua se desborda

Ser propietarios de Torre Estrella y aprender a ser jardinero, albañil, fontanero y cien cosas más. Quedarme al frente de Tragaletras y ser capaz de salir adelante. Crear La Padreteca, aunque a nadie le parezca importar. Descubrir Eres lo más. Tú mas y conocer a Karen y María. Lo tienen todo y no dudan en compartirlo con nosotros. Una semana en Bilbao con un guía que nos tuvo a piquito de rollo. Ver en directo a Parade, Richard Hawley, los Raveonettes, el Lemon Pop… Y la GRAN ILUSIÓN.

Los Ginkas

Los Ginkas. “Fiesta en la luna” me ha acompañado en todo momento. “Ongi ibily pop-abilly” ha sido de lo más emocionante del año. Maier, Edurne, Javier, David, Tamu y Miguel nos han hecho tocar las estrellas. Cantamos, reímos y bailamos con ellos. Con “Retumbarama” llegó la segunda juventud de Spicnic. Hemos vuelto a ser quinceañeros, escuchando discos en su pickup, tumbados en el suelo escribiendo a sus amigos.

(Todo un año en una hora de música)

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Un año bien aprovechado, con sus cosas buenas y malas, la vida es un aprender continuo y tu año seguro que ha sido de nota, de asignaturas para saborear lo bueno y asignaturas para aprender de lo malo.

    Feliz 2011.

  2. Este año ha sido una constante montaña rusa. Me quedo con lo bueno pero no olvido lo malo. He hecho muchas cosas pero no llego a tu nivel de actividad. Ya sabemos que un año patatil es como siete años para una persona normal. 😛

Deja un comentario