Comida con los TopChef en Azafrán

Comida TopChef en Azafrán

Desde que descubrimos a Teresa (que tardamos lo nuestro, he de reconocer) nos hemos hecho fanes de ella. Es como esa prima a la que no ves tanto como te gustaría pero siempre da gusto encontrarte. La queremos un montón porque ella es así. No solo cocina muy -muuuuy- bien, es amable, simpática y siempre está sonriendo. ¿Cómo no la vamos a querer?

Antes de contaros lo que comimos voy a lo que todos queréis saber: “¿Carlos es “así”?”. La respuesta es sí. Te puede caer bien, te puede caer mal o las dos cosas a la vez. Es más bien bajito y un poco esmirriado. Ayer, para colmo, estaba un poco pachucho. Es alguien que no te deja indiferente con su carácter. Cuando empecé a ver TopChef me pareció un imbécil pero ahora me cae -casi- bien. Dice muchas cosas con las que estoy de acuerdo. Es como él define su cocina, extremo y arriesgado. Esa radicalidad le lleva a caminar sobre la delgada línea que separa ser un genio o un gilipollas (o ambas cosas al mismo tiempo).

Son las 5 de la madrugada del miércoles, 15 de octubre. De repente me despierto y no puedo pegar ojo. No hago más que pensar en el menú que nos van a preparar, en la gente que va a estar ahí, en si se me pondrán los pelos de punta como a Yayo… Los días de antes me he preparado leyendo sobre Rebeca y Carlos, buscando las recetas de los platos que van a hacer, repasando los capítulos de TopChef. Total que no paro de dar vueltas en la cama hasta que me levanto a las siete y algo. Me voy al trabajo con mariposas en el estómago.

Son las dos y media. Pasan a recogerme y nos dirigimos a Azafrán. Sé un poco como llevan la mañana porque Mamen nos informa por su twitter. Trabajando a tope. Nos recibe Lourdes, tan cordial como de costumbre. Nos sentamos los cuatro. Señores, empieza el pase.

Comida TopChef en Azafrán

Nos sirven una cerveza Salvaje, con etiquetado especial TERECA, elaborada artesanalmente en Campo de Criptana. Nos la vamos pimplando mientras damos de cuenta de unas mantequillas especiadas. De sabor delicado, vuelan sobre el pan de Jesús Machi. Probamos los “papeles”. Unas láminas crujientes (ni idea cómo lo habrán hecho) de patata morada, mi favorita, y de vieira, ligeramente gomosa pero plena de sabor. Traen un plato con una especie de ensalada de cacahuetes, pepino, cebolla, cilantro. Bien, pero no soy muy amigo del sabor del cilantro fresco. El servicio es muy rápido. El comedor está lleno pero no tardan en presentarnos un nuevo vino -de bodegas El Castillo-, retirar los platos vacíos y traer los siguientes. Nos encanta cómo nos explica Rosa cada uno de ellos. Llega el Mejillón escabechado, lima, kefir. Una copita con el mejillón, su escabeche, una emulsión cítrica de kefir, huevas y cebollino. Despegamos.

Navaja-coco de Rebeca TopChef

Navaja, Crema de Coco. Esto lo hizo Rebeca en el casting del programa y convenció a Chicote. A nosotros también. Navaja marcada y ahumada, crema de coco con toques picantes. Pululaban en el paladar otros sabores que se llevaban muy bien con el resto pero no sabría concretar. Después traen Papada Guisada, Ajo Negro. Otro plato de Rebeca, otro acierto. La papada se deshace en la boca, tiene muy poca grasa y el asadillo le da un punto delicioso. El chupito de ajo negro que lo acompañaba, y que nos recomendaron tomar al final, me pareció que aportaba poco al plato.

Huevo crudo en mal estado - Carlos TopChef

Llega el momento más esperado por mí. El Huevo Crudo “en mal estado”. Se trata de un agua de tomate. Se separa en dos partes, cada una se emulsiona de una manera para aparentar la clara y la yema del huevo. Un plato de apariencia muy sencilla pero con mucha técnica detrás. La yema me pareció que no era suficientemente líquida, ni tenía los sabores que esperaba. Las expectativas a veces juegan en nuestra contra. ¡Joder! (léase con la voz de Carlos)

Perdiz - Teresa TopChef

Llega el segundo plato de Carlos, las Kokotxas. El día de antes estuve mirando la receta y, sinceramente, lo que probé no se parecía en nada a lo que esperaba. La emulsión verde tenía una sabor muy potente que no sabía concretar. Era como ¿cilantro? Lo que fuera arrasaba con todo y le daba un sabor raruno. Fue lo que menos me gustó de la comida. A continuación traen un plato con una presentación llamativa. Medio coco partido por la mitad, vaciado y ¡recubierto con coco! Trocitos de pollo salteado, anacardos, cebolla, un vasito con arroz inflado y una salsera con salsa al curry. Tras la incredulidad inicial demostró ser un plato agradable. Cerrando el desfile viene Perdiz escabechada, Tomate asado, Pan ácimo. Una de esas elaboraciones de apariencia sencilla y humilde que Teresa sencillamente borda.

Migas Dulces, Algarroba, Queso y romero - Teresa TopChef

Es el momento para el que siempre me reservo un hueco, los postres. Piña, Manzana, Yogurt ácido y lima-limón es ya un clásico, al menos para nosotros, de la carta de Azafrán. Una lámina de piña envuelve el yogurt formando un ravioli. Lo acompaña un helado de lima-limón y una sopita afrutada. Una combinación muy armoniosa. El segundo postre es Migas Dulces, Algarroba, Queso y romero. Sabores más contrastados y un puntito salado. Helado de queso y migas de algarroba, romero y vino tinto rematado con una lasca de queso al romero. Los dos estaban hechos por Teresa. Me hubiera gustado que al menos uno lo hubiese hecho Rebeca (que luego nos dijo que no le va mucho el dulce) o Carlos. Tampoco supuso un problema, la carta de postres de Azafrán es irreprochable.

Hora del café, los petit-fours (trufa de té matcha, trufa de pimentón y turrón de chocolate casero) y la charleta con los vecinos de la mesa de al lado. Mamen, Jesús Machi, Miguel Sahuquillo y José Luis de Quesos La Rueda. Tras una animada sobremesa salieron a dar la vuelta al ruedo los tres cocineros.

Comida TopChef en Azafrán Villarrobledo

Fotos, saludos, besos… Teresa todavía debe tener agujetas de tanto sonreír. Rebeca repartió besos a diestro y siniestro, demostró una simpatía y cercanía ejemplar. Creo que es el momento de declararle mi amor. Admiro a Rebeca porque es muy punk. Hace las cosas a su manera. De formación autodidacta saca adelante su trabajo con exigencia e ilusión. Tiene las cosas claras y una personalidad fuerte. De Teresa a estas alturas poco queda que decir ¡estamos a sus pies! Carlos pronto se retiró a un rincón. Estaba enfermo. Se sentó en una silla y entró en estado semi-catatónico. Hay que reconocerle el esfuerzo de intentar ser simpático con todos los que fuimos. Debió costarle lo suyo.

P.d.: No soy crítico gastronómico, solo piso sitios con michelines pero sin estrellas. He intentado resumir lo que vi, sentí y viví. También he intentado no ser un cursilonis y he evitado decir “explosión de sabores”, “redondo en boca”, etc. Espero que me sepáis perdonar.

P.d.2: He publicado un álbum en facebook con más fotos de la comilona.

Esto es DocChef

De izda. a dcha.: DocChef, Rebeca, Jesús Machi y Teresa

 

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Maravilla maravilla. Doctor Muerte + Top Chef unidos. Me hubiera encantado compartir esta experiencia culinaria con vosotros ^^

Deja un comentario