Cómo hornear las pizzas en casa

Pizza horneada en casa

Como en todo, la diferencia está en los pequeños detalles. Ya ves, te esfuerzas en preparar una buena masa de pizza casera y luego la pifias horneándola mal.

Todo empezó comentando una foto de Ibán Yarza en flickr. Como es tan majo iba contestando a tooodos mis comentarios. Algunos de los consejos que daba eran:

En la pizza, la temperatura lo es (casi) todo. Piensa que las pizzas se hacen en hornos de leña con la leña dentro, a +300º C. Si tu horno alcanza 250º, te gustaría que tuviese 275º; si alcanza 275º, te gustaría que alcanzase 300º; es la vida 🙂
Está está horneada con el horno (250º) a todo lo que daba, bien precalentado, y la masa colocada directamente sobre la chapa inferior del horno, directamente sobre la fuente de calor, para que se forme la corteza rápidamente y la miga tenga una buena expansión, tras unos 2-3 minutos en la base del horno, se pasa a la bandeja más alta del horno, y se achicharra con el grill otro minutito. Total, 3-4 minutos. Si tienes un horno más potente, podrías hacerlo en menos aún. La relación tiempo/esfuerzo/satisfacción es máxima.

Dan Lepard nos da también sus cinco consejos esenciales para conseguir la mejor pizza casera. Vienen a redundar en lo que nos aconseja Ibán.:

– Calienta tu horno todo lo que puedas.

– Hornea la pizza en el suelo del horno. Sin bandeja pero con papel de hornear. Termina de hacerla pegándola al grill. En 3 ó 4 minutos estará lista.

– Menos es más. Elige bien los ingredientes. No pongas mucha cantidad.

– La masa se puede congelar sin problemas aunque tardará en descongelarse tanto como en preparar y fermentar una nueva. Así que, tú verás. 😉

–  Añadiría que es buena idea tomarse la molestia de preparar una buena salsa de tomate.

¿Algún consejo más? Puedes dejarlo en los comentarios.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

6 Comentarios

  1. Hellous. Los consejos y la foto de Flickr son para una pizza muy determinada; una pizza “para dummies” con tres presupuestos básicos: sin amasar, sin piedra, con harina de súpermercado. Tres cosas fundamentales para no asustar a nadie y tratar que el mayor número de gente descubra el placer de hacer una pizza, tal vez su primera pizza.
    Dicho esto, si tienes piedra de hornear, úsala; si tienes masa madre natural, úsala (las mejores pizzas que he comido son con madre natural, hay mucha diferencia; si tienes acceso a buenas harinas, úsalas.
    Básicamente es la pizza “para vagos” para el programa de Robin Food 🙂 Pero de ahí se pueden ir mejorando muchas cosas. Los esenciales no varían, como necesidad de mucho calor y mucho reposo de la masa; pero si quieres sacar una pizza más crujiente, aumenta la cantidad de agua en la receta (esto facilitará también la extensibilidad de la masa), por ejemplo.

  2. Muchas gracias, Ibán. Sí, estos son consejos para preparar introducirnos en el mundo de la pizza. Para los que no nos atrevemos con la masa madre, ni tenemos piedra de hornear ni nada de eso que hacen los más introducidos en la materia. Más que para vagos yo diría que es para principiantes.
    ¿Y si en vez de fina y crujiente queremos una pizza más parecida a la de tu foto? Con bordes inflados y más molla. ¿Simplemente aumentando el grosor de la base nos saldría?

  3. Dr. Muerte!!! He hecho la pizza en casa siguiendo tus consejos… Diossss…. me ha quedado buenísima! Cómo cambia hacer las cosas bien! Muchas gracias por todo, un beso!

  4. Dr. Muerte

    Mireia, habría que darle las gracias a Ibán Yarza y Dan Leppard por compartir su conocimiento con todos nosotros. Desde que sigo sus consejos mis pizzas son mucho mejores. Un beso.

  5. Jo, muuuuchas gracias!! Mi horno llega a los 275º, probaré a ver! aunque como salga buena igual habrás creado un monstruo…

  6. El mío llega solo hasta los 250º y aún así salen muy buenas. Ya verás cómo mejoran tus pizzas.

Deja un comentario