El mercado de San Miguel

Acabo de enterarme de que han cerrado el Mercado de San Miguel y lo van a remodelar para hacer una especie de centro comercial. Cada vez que voy a Madrid me duele ver como la Gran Vía se está convirtiendo en una zona comercial impersonal. Está siendo invadida por Zara, H&M, Bershka, Stradivarius, Sfera, Lefties… Lo más doloroso ha sido ver como el cine Imperial (el cine donde ponían las películas de Disney y de Cantinflas) en una tienda Sfera. Es una cadena espantosamente cutre con ropa horrorosa.

No, no soy nostálgico. Huyo de la nostalgia. Renuncio a vivir añorando lo que no volverá. Pero siento que están sepultando mi memoria, enterrando mis recuerdos. He visto morir todas las tiendas de discos a las que iba. Quizás los sitios más importantes en mi vida. El Madrid Rock donde compré mi primer disco de los Smiths o el “Kill uncle” de Morrissey un día antes de que saliera en Inglaterra. El Discoplay (reconvertido en discoteca, reconvertida en sala Heineken) donde compré en vhs “Mal gusto” cuando nadie sabía quién era ese simpático noezelandés regordete. Y donde compré el imprescindible recopilatorio de vídeos de los Jesus and Mary chain.

Fotos

Ahora desmontan una parte importante de mi infancia. El mercado de mi barrio. Al que he acompañado a mi madre cientos y cientos de veces a comprar la fruta, el pescado y todos los productos de diario. El mercado en el que me enseñaba a distinguir las pescadillas más frescas (“Mírales el ojo”, me decía).

Ahora que ya de todo hace más de veinte años lo puedo decir. Envejecer duele.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. fatal fatal

    Como te entiendo. ¿Tu sabes lo que es pasar todos los dias camino del gimnasio por la primera discoteca a la que entre con 14 años y alli vi en directo a los pegamoides en su ultimo concierto,a aviador dro, a pistones, los guana batz… y verla reconvertida en un parking? o las tiendas de discos y fanzines, bares, cines convertidos en hoteles…
    Con Madrid me pasa lo mismo.
    El Madrid que conoci la primera vez que fui a finales de los 80 con mi plano dibujado a mano con direcciones que habia recopilado de fanzines y revistas (y que a patricia tanto le impacto y escandalizo!!!), el Madrid que recorri en los primeros 90 con Juli, Alfonso y Rata… Ya no existen los sotanos de gran via con el discoplay y las tiendas de chapas de acid house, ni swing de barquillo donde compraba mis primeras camisas de rocker y me hice una beisbolera a medida…
    Quiza sea esa una de las razones por las que cada vez baje menos a Madrid. Porque ya no es la ciudad que me enamoro y que me hizo conocer a tantos y tan buenos amigos.
    Besos a toda la familia.

  2. Lo más doloroso es ver como Madrid va perdiendo su personalidad y se estandariza. Quitan el Madrid Rock de Gran Vía y ponen un Bershka. Cierran el cine Imperial y ponen un Sfera. ¡Cuanta ordinariez! Si hasta en Albacete va a haber un H&M. En fin, cada vez somos más globales y más tontos.
    Quizás vaya pronto a Bilbao, ya le contaré.
    Un beso.

Deja un comentario