Fin de semana a la plancha

Tras unas semanas de reformas, pinturas y cambio de muebles hemos pasado un fin de semana tranquilo en casa. Nos hemos divertido mucho estos dos días en la cocina. La protagonista ha sido la plancha. Una plancha eléctrica que me regalaron por mi cumpleaños el año pasado. Muchas veces da pereza sacarla y acabas utilizando una sartén, pero a partir de hoy eso se va a acabar. Hay que ver qué gozada.

Verduras a la plancha

Empezamos el sábado haciendo unas setas (compradas en el mercadillo esa misma mañana) y unas verduritas acompañadas por unas gulas. Muy rico, pero como menú infantil solo triunfaron las gulas….

Preparando tortitas¡Listas!ArepasHaciendo bolitasTrabajo en equipo

Por la tarde hicimos tortitas. Haciéndolas en la plancha tardé un momento, acostumbrado a hacerlas una a una en sartén. Salieron tan buenas como siempre. Lástima que no tuviéramos nata para montar.

Y ya hoy no he podido resistir la tentación de probar la harina de maíz blanco que compré en el cada vez más multicultural Mercadona. Harina para arepas. Es muy fácil de preparar. Mezclar la harina con agua en la proporción indicada en el envase y amasar. Para está tarea conté con la ayuda de los benjamines de la casa, siempre dispuestos a meter sus deditos en cualquier masa que se deje. Se encargaron de hacer bolitas y aplastarlas. Yo las iba poniendo en la plancha. Salteé unos filetes de pollo en tiras con un ajete fresco y los acompañamos con acelgas crudas, zanahoria, tomate y salsa de queeeso.

La comida está servida

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Ya veo que le habéis dado fuerte a`la plancha. El problema de la plancha es sacarla de donde se guarda, una vez se saca y se coloca en el sitio adecuado para ponerla a trabajar es una gozada.

    No he hecho nunca arepas ¿son parecidas a las tortillas de América?

  2. Sí, se parecen a las tortillas de maíz. Las hice siguiendo las instrucciones, más pequeñitas. Poco más o menos como la palma de mi mano. Salieron un poco duras, crujientes. No sé si se supone que deben ser así, ya que no las he probado en ningún sitio. Las utilizamos poniendo el relleno entre dos arepas. Estaban muy ricas. Nos comimos todas… ¡y eso que hicimos un montón!

Deja un comentario