Fresas, mozzarella y shortcakes

Fresas, mozzarella y shortcakes

Hacer de la necesidad virtud. O sea, ir a preparar una receta y darte cuenta de que te faltan ingredientes. Habrá quien en ese momento cierre la puerta de la nevera, se siente en el sillón y encienda la televisión para ahogar su frustración. Yo en esas ocasiones me crezco. Rebusco, miro, huelo, me rasco la coronilla… Me siento liberado. ¡Puedo improvisar! No siempre sale bien, pero cuando sale me siento como Dios.

Para los shortcakes vas a necesitar: 228 g harina de trigo, 180 g azúcar, 76 g harina de maíz, 113 g mantequilla, 125 buttermilk, 1 cucharadita levadura, 1 cucharadita bicarbonato, 1/2 cucharadita sal.

Además necesitarás: fresas (tú verás cuantos sois), una bolita de mozzarella, azúcar, un chorrete de limón, yogur natural, aceite de oliva.

Vas a tardar: en hacer las galletas se te va 1 hora. Preparar las fresas y montar el plato, 15 minutos.

La receta de las galletas está sacada del libro de Back in the day bakery, se llaman Peach strawberry shortcakes. Son ideales para hacer crumbles con frutas.  ¡Empezamos!

  1. Mezcla las harinas, la levadura, el bicarbonato y la sal.
  2. Añade la mantequilla fría en trozos. Con una rasqueta trocéala. O lo puedes hacer a mano.
  3. Ve añadiendo poco a poco el buttermilk. ¿Qué es eso? Es el suero de la mantequilla. En Estados Unidos es de uso frecuente. Coge la misma cantidad de leche, añade un chorrete de limón, remueve. Espera unos cinco minutos. La leche habrá hecho grumos y tendrá un aspecto cortado. Ya lo puedes usar. 😀
  4. Divídelo en 12 partes. Bolea, aplana. Prepara dos bandejas de horno con papel. Pon seis galletas en cada una.
  5. Hornea de 15 a 20 minutos a 180º.

Mientras tenemos el horno en marcha podemos aprovechar para preparar las fresas. Se lavan, se les quita lo verde y se trocean. Me gusta echarles bastante azúcar y un chorrete de vinagre (manzana / arroz) o limón. Las puedes aromatizar con la ralladura también.

En el plato ponemos una galleta (son bastante grandes),  las fresas con una cucharada de yogur y la mozzarella troceada con un chorrete de aceite de oliva. Desmiga el shortcake para que absorba todos los jugos. Apaga la tele, apaga la música, apaga el móvil. Disfruta.

P.d.: Después de hacerla tuve la sensación de que era algo muy No más tuppers de mamá. Quizás tenía esto en mi subconsciente.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

6 Comentarios

  1. Se agradece la referencia. Se agradece la receta. La humanidad lo agradece, you know what I mean?

  2. A mí también me gusta eso de improvisar aunque mis últimos dos experimentos han terminado en algún rincón inhóspito de un contenedor de basura cualquiera. Se ve que a ti se te da bastante mejor.

    🙂

    • Dr. Muerte

      Saber improvisar requiere mucha práctica. Todavía recuerdo cuando eché curry a la tortilla de patatas. A mí me gustó pero casi me linchan en casa. 😀

  3. Enhorabuena por este Blog, me gusta ver recetas de siempre pero con innovación!

  4. Me ha encantado la receta. Fácil y muy resultona. El sabor tiene muchos matices. Personalmente he introducido una variación, y en lugar de usar fresas, he utilizado cerezas. Todos los comensales que lo han probado an quedado satisfechos!

Deja un comentario