Hamburguesa para cuarentones

Hamburguesa para cuarentones

No queda muy bien decir que te has tomado una Big Mac y te has sentido felíz.  Que has disfrutado cada bocado de carne, pepinillo y ketchup rezumante. Que te has comido todas las patatas fritas. Has pasado el dedo por el fondo del envase para recoger toda su alma en forma de grasa y sal y te lo has metido en la boca. Que prefieres la cocacola sin burbujas y el vino con casera (en la foto un Estola nadando el gasesosa del Lidl). Por eso hace unos días preparé una hamburguesa.

Vas a necesitar: 1 filete de hamburguesa, ketchup heinz, mostaza en grano, pasta de pimiento picante, queso gorgonzola, algo verde (lechuga, canónigos, rúcula…), limón, aceite y una rebanada de pan casero.

Vas a tardar: 5 minutos.

Calientas una sartén con un chorrete de aceite de oliva. Según tu gusto la dejarás más o menos pasada. La pones en un plato. Encima del filete, dos trozos generosos de gorgonzola, cucharadita de mostaza, cucharadita de pimiento, chorreón de ketchup. Coges lo verde, lo aliñas -sal, limón, aceite-, lo emplatas.  Lo acompañas con pan-pan casero y un vaso de vino con gaseosa. Se come con cuchillo y tenedor. Mi hija dice que soy un finolis pero luego es ella la que pone música clásica en spotify…

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Eres un finolis, sí. Espero compartir impresiones, cañas y hamburguesas contigo, Doc. Tu comida me tiene enganchado.

Deja un comentario