Año nuevo, vida nueva. Algo así ha pensado Marina y se ha hecho vegetariana. Nada de productos animales salvo huevos y lácteos. Nosotros llevamos unos años ya intentando incorporar más verduras a nuestra dieta. Ahora toca adaptar platos y buscar nuevas recetas que ella pueda hacer fácilmente en su casa de estudiante. Estas hamburguesas son un buen ejemplo. Se hacen en diez minutos, sin ingredientes “raros”.

INGREDIENTES, para unas 6 hamburguesas.
425 g guisantes de lata
138 g quinoa cocida
040 g copos finos de avena
045 g ketchup
010 g azúcar moreno
001 cucharadita de pimentón ahumado
001 cucharadita de comino molido
001 cucharadita de chile en polvo

Empezamos cociendo la quinoa durante quince minutos en abundante agua hirviendo. Seguimos machacando los guisantes, escurridos, con un tenedor. Lo hacemos así para conservar algo de textura y dejar algún que otro tropezón. Incorporamos todos los ingredientes. Podemos añadir más avena o pan rallado para conseguir una textura más manejable. Calentamos una sartén con un chorrete de aceite. Formamos las hamburguesas y las hacemos a fuego medio unos tres o cuatro minutos por cada lado. Sírvela como más te gusta. Entre dos panes, con queso, con ensalada o como tu frigorífico te dicte.

  • Si tomas como base esta receta puedes hacer cambios a tu gusto. Quitar la quinoa y usar arroz. Cambiar los guisantes por otra legumbre. O usar otras especias completamente distintas. Está en ti.
  • Si te sobra mezcla de hamburguesa puedes usarla a modo de carne picada en una pizza casera o prepararte unas tostas.

P.d.: Esta receta es del libro Minimalist Baker’s everyday cooking.