Este último jueves fue Jueves Lardero. Ese día los Juanes dan la bienvenida al carnaval y es tradicional ir al campo a comer o merendar. Esta vez nos invitaron a comer en una casa a unos kilómetros del pueblo. Cuando salí de trabajar y llegar allí ya estaba bien entrada la comida. Aún así llegúe a tiempo de probar la caldereta y las habichuelas, hechas en barro al fuego lento de la leña. Y los postres… Pasteles, fresas, tarta de queso, flan de natillas, flan de huevo. Pura gula.

Fresas

Después nos fuimos al campo de otros amigos. Todavía quedaba tarde y sol. Y queríamos bajar los postres. Estuvimos paseando hasta que el sol empezó a esconderse y nos refugiamos en su casa de Las Ventas. Al calor de la estufa de tarugos probamos (¡por fin!) el queso Stilton. Acompañado por una copita de Oporto. Este queso es muy conocido en casa por dar nombre al inquieto Geronimo Stilton. Intrépido roedor protagonista de una treintena de libros (todos ellos avidamente devorados por nuestra ratita de biblioteca). Este año nos quedamos sin comernos la mona. Otra vez será.

En el campo

¿Quieres ver más fotos del jueves lardero?