La vida no es tan dulce o cosas que me da miedo contar

Esta tarde la pizpireta Biscayenne nos ha tocado el corazón y removido las entrañas. No podía dejar pasar el momento. Éstas son algunas de las #cosasquemedamiedocontar.

No me gusta nada el mundo tarta-falla. Prefiero las cosas sencillas, no entraré en el mundo subjetivo del “buen gusto”. No uso fondant y cada vez soy más minimalista en las decoraciones. El sabor, la calidad del producto debe primar sobre la presentación vacua.

Las fotos son importantes pero no lo son todo. No hace falta estudiar fotografía y tener una reflex del copón. Lo más importante está en tu cabeza. Decidir qué hacer con los medios que tienes a tu alcance y hacer lo que te plazca. Intento hacer fotos honestas, de los platos que nos vamos a comer -tal cual-. La mayoría de las veces hago las fotos mientras esperan para empezar. Sin flash, sin focos, sin atrezzo.

He intentado ser un blogger pro pero he abandonado. Google analytics, plugins seo, actualizaciones periódicas, fotos etiquetadas… ¿Cual es la clave del éxito? ¿Cómo conseguir más visitas? No lo sé, no me interesa ya. Esto lo hago porque me gusta, porque me divierte y lo hago cuando pueda. Llevo un mes sin publicar nada pero no me pesa. Cuando tenga algo interesante lo compartiré con vosotros.

A veces nos pirramos por ingredientes y plato superexóticos. Está bien pero mi comida favorita es el bocadillo de chorizo. Me chifla la cocacola sin gas, los sandwiches a la plancha, el arroz con leche, las galletas maría, la tortilla de patatas, la panceta a la brasa…

En casa hacemos delicados macarons, deliciosos cupcakes, sushi… pero también hacemos cocido madrileño, lentejas, macarrones con atún. La entrada que más visitas recibe es la de las judias blancas con costillas.

Lo que vemos, leemos e intuímos a través de internet es solo una parte de nosotros. No estamos cocinando todo el rato, ni somos supermonos siempre, ni somos burracos siempre. Parafraseando a Chuck Palahniuk en El club de la lucha, “You are not your blog”.

Como no quiero quitaros más tiempo, ya paro. Sólo recordaros que esto empezó hace ya siete años. Con una receta de guacamole.

Os dejo una lista de canciones de spotify.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

15 Comentarios

  1. No puedo estar más acuerdo contigo: ¡Mi comida preferida es el bocadillo de chorizo! Y si es del Bierzo como yo, mejor.

    Las galletas de mariposas se las regalé a las seños de mis hijas, una de ellas me preguntó ¿pero puedo comermelas? ¡Pero como no se las van a comer! Si les he echado la mejor vainilla que tenía, la glasa sabe a violetas y el cristal a caramelo, si aunque no lo aprezca de lo que más me he preocupado es de que estén buenas.

    Menudo rollo te he soltado y ¡Felicidades otra vez!

  2. Dr. Muerte

    Gracias, Miriam. Me gustan las cosas bonitas, las galletas chulas, los cupcakes de colores pero no olvidemos NUNCA que son comestibles. Deben lucir bien pero saber mejor. ¡Quién pudiera probar esas galletas!

  3. Pues se las comen, las de siempre, mis hijas, acabo de colgar una foto de la chiquitina en facebook… Ayer se merendó, literalmente, las fondant free. Sobre todas las cosas odio el fondant…

    Otro beso, Miriam G.

  4. Como mola el post de hoy, siete?? que locura!! y que sean muchos más.

  5. Dr. Muerte

    Gracias, Anita. ¡Esto es solo el principio!

  6. A mí también me gusta la CocaCola sin gas : )

  7. Felicidad

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, existen otras comidas importantes, y eso de hacer un blog es un verdadero co….zo, me encanta la repostería hago mis cosas le tomo fotos las cuelgo en el facebook pero no son nada perfectas, son cosas que hago en mi casa con todo cariño y se las comen mi gente, esa perfección que se ve en muchas fotos de galletas de tartas y demás no se parece en nada a lo que yo hago, o sea lo mio no es perfección pero si sabor.

  8. Aila Tan

    Plas! Plas! Plas! Y requete-plas!! 🙂

  9. Dr. Muerte

    Las cosas hechas en casa, con amor, tiempo y dedicación siempre salen bien. Puede que no sean superoriginales, ni megaperfectas pero tienen un valor añadido. Las hemos hecho nosotros, con todo nuestro cariño, para aquellos que queremos.

  10. Dr. Muerte

    Gracias a todos por pasaros por aquí, leerme y comentar.

  11. Totalmente de acuerdo en TODO. Cada vez me gustan más los dulces básico-deliciosos. Esos que llevan pocos ingredientes pero te podrías comer toda la horneada tú solo y seguir teniendo ganas xD

    Igualmente, lo de las tartas fondant o las galletas decoradas es brutal… No hay cosa que me eche más para atrás que la frase de: “Es que claro, para que sean tan bonitas hay que sacrificar en sabor!”. En serio!? Yo he hecho tres o cuatro tartas fondant y lo que han dicho es: “Nos daba pena partirla, pero cuando la probamos no podíamos parar: la mejor tarta que hemos probado nunca!”. Y desde luego, no hay nada que me tire más para atrás que estas tartas absolutamente escultóricas que son mitad estructuras de metal, mitad corcho, mitad tarta. Con la proporción fondant-tarta de 50-50% XD

  12. Dr. Muerte

    Marina, (te llamas igual que mi hija, también repostera y comilona de masas) me ha gustado tu blog. No hay que demonizar técnicas o materiales, hay que usarlos con cabeza y preparar siempre cosas ricas.

  13. Más de lo mismo..que bonito este bichito de sinceridad que nos ha entrado!!!!
    Un abrazo de otra bloguera con sus miedos!!!!

  14. Qué rico un bocata de chorizo!. Quien diga que no le gusta, miente como un bellaco.
    Besitos

  15. Hola Doctor!

    Me acaban de pasar tu blog y he leído tu ultima entrada. Estoy básicamente de acuerdo con todo.

    Yo hace ni un año que tengo mi propio blog y parece que en el mundo del dulce si no haces cupcakes y esculturas de plastilina no haces nada.
    Particularmente aborrezco los postres demasiado dulces/empalagosos. Para alicatar baños ya existen productos como el socorrido aguaplast.

    Obivamente, en el terriotiro de la cocina dulce hay de todo pero hay una tendencia “mainstream” de cupcakes y plastilina-empalague, que se ha convertido en “must” de lo que se lleva ahora. Al menos en Barcelona las “Cuqui-cafeterias” han surgido como champiñones por toda la ciudad. Si no vendes “cupcakes”, “popcakes” o “lo-que-sea-pero-que-acabe-en-cake” no eres nadie. Bien creo que es una moda, y que esto el fondant ha llegado para qedarse. Pero también creo que el tiempo pondrá todo en su lugar. Cuestión de equilibrio.

    A ver, a mi los red velvets y carrot cakes me gustan, pero hay un más allá del estilo anglosajón de pastelería.

    Bueno nada! Buen trabajo y ya te iré siguiendo!

    Fer

Deja un comentario