Londres. English breakfast.

En el hotel nos daban lo que llaman desayuno continental (nombre que me recuerda a Chico y Chica). Zumos, leche, café, bollería, cereales, fruta… Pero lo típico es el English breakfast (desayuno inglés) que consiste en unas tiras de beicon, un huevo frito, una salchica, beans y pan de molde bien untado en mantequilla. Un almuerzo bien recio. Nosotros nos lo tomamos como comida en un sitio que lo servía durante todo el día. Hambrientos, cansados de deambular con las calles, fue un momento muy reconfortante. Además el sitio tenía encanto.

Canteen

English breakfast

Otro sitio con encanto es el Hammersmith Cafe. Un “café de las viejas” regentados por orientales. Un sitio de comidas donde aparte se mezclaba la comida china con el English breakfast y los huevos con patatas y beicon. Esto fue lo que comí yo. Hay que decir que el beicon es diferente. De forma menos alargada, más rechoncha, y con menos grasa. Un sitio con mesas de madera de verdad. Lejos de KFC, Pret a manger, McDonalds y demás condenas de alimentación.

Eggs, chips & bacon


Hammersmith Cafe

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. A mí no me gustan los beans, pero a my father le encantan, a pesar de no haber pisado suelo británico, en los hoteles del mediterráneo, suelen servir desayuno inglés para quien guste, normalmente ingleses y my father of course.

  2. A toda la family nos encantan las beans. Las solemos tomar con unas frankfurt troceadas. Delicious!

  3. Mi estomago acabó aborreciendo las beans, pero no tanto con los fish’n’chips. Son un invento de satanás y las malas lenguas dicen que le aceite de la fritanga sale directo de los british garbigunes… ¡están locos estos cockneys!

Deja un comentario