Sí, es de tontos. Lo sé. Tras leer «Confesiones de un chef» acabé harto de testosterona, drogas y salsas con mucha mantequilla. Sin embargo quedó en mí cierta curiosidad por ese punkarra de buena familia convertido en cocinero mediático. Anthony Bourdain, peterpanesco escritor de prosa fácil y lengua procaz.

 

Anthony Bourdain - Malos tragos

«Malos tragos» empieza con una dedicatoria a los Ramones y termina… bueno no sé como termina. Lo dejé a medias. Es lo bueno de libros así. Donde te cuentan historias sueltas, independientes. Puedes ir picoteando, saltando y obviando lo que menos te interesa. Cuenta anécdotas, viajes, nos descubre sus tugurios favoritos… Pinchos de hedonismo para estómagos con almax.

[audio:growup.mp3]