Merluza a la plancha

Vale, así dicho no parece gran cosa. Cada vez tiendo a hacer las cosas más sencillas. Lo importante son los ingredientes. Si un pescado está fresco no te tienes que preocupar de nada más.

Tenemos una cola de merluza desespinada y ocho langostinos crudos. Con los restos de merluza (espina y cabeza) y las cáscaras de los langostinos hacemos un caldito. En una sartén pequeña salteamos las cabezas de los langostinos con un chorrete de aceite. Vuelta y vuelta. Nos protegemos el índice y el pulgar con papel de aluminio y les sacamos toda la esencia. Tamizamos este jugo y ponemos a punto de sal y aceite. Lo reservamos.

Merluza a la plancha

Mientras se hace la merluza a la plancha salteamos los langostinos, aderezados con un poquito de nuez moscada molida. Es muy importante que quede todo en su punto. Me gusta dejarlo, si acaso, ligeramente crudo por dentro. A la hora de servir (medio lomo de merluza planchado, regado con la esencia de langostinos y acompañado por los cuerpos de éstos) el plato quedó un poco huérfano. Faltaban unas verduritas salteadas. La mañana ya no daba más de sí.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Esta noche me he acordado de tu receta, simple pero con productos de primera.
    Así que con este recuerdo y jugando con lo poquísimo que teníamos en casa hemos hecho:
    1.hamburguesas de pollo de “los muchachos”(100% delicia)
    2. trozo de mozarella de búfala
    3. Foie fresco a la plancha

    Todo se hace a la plancha y se monta como una milhoja. Riquísimo!!!

  2. Dr. Muerte

    ¡Qué bueno! Y eso que dices que teníais poca cosa. Me lo imagino y se me hace la boca agua….

Deja un comentario