Mermelada Melba

Me váis a permitir una pequeña licencia. Melocotón, licor de almendra y agua de rosas no es estrictamente la combinación de sabores del tradicional postre. Aún así me lo recuerdan.  Descubrí esta elaboración viendo “El último vals”, un documental sobre los últimos días de El Bulli antes de su cierre. Me quedé con la copla porque podía tener muchas aplicaciones. Además tiene una historia curiosa. En Hornette tuvimos una tarta Melba ahora, en plena temporada de melocotones, se me ha ocurrido preparar una mermelada.

INGREDIENTES

1150 g melocotón pelado, sin hueso

0375 g azúcar blanquilla

0200 g panela

0055 g licor de almendras (amaretto)

0020 g agua de rosas

Pelamos y deshuesamos los melocotones. Cuanto más maduros, mejor. Mezclamos con el azúcar, la panela y el licor. Dejamos reposar un rato. Depende de la prisa que tengas. A veces lo tengo media hora, otras lo meto en la nevera hasta el día siguiente.  Pon esta mezcla en un cazo / olla. Cuécelo diez minutos a fuego medio-alto. Tritura con una batidora de brazo. Cuécelo otros diez minutos, bajando el fuego un poco. Remueve de vez en cuando.  Apártalo. Deja que se enfríe un poco y añade el agua de rosas.

Para embotar la mermelada repártela en frascos limpios. Enrosca la tapa con fuerza.  Mete en una olla con suficiente agua para que los cubra. Hiérvelos treinta minutos. Listo.

  • Al cocer la mermelada con el licor perderá todo su alcohol y parte de su aroma. Puedes incorporarlo al final de la cocción si lo prefieres o añadir una parte después. El agua de rosas se añade al terminar la cocción para evitar esta circunstancia.
  •  Si quieres que no tenga ese tono marroncillo usa solo azúcar blanquilla.
  • Una vez abras un bote guárdalo en la nevera. Ten en cuenta que se conservará menos tiempo que una mermelada comprada. Puede aguantarte un par de semanas.
  • Si la dejas enfriar por completo antes de embotar puedes afinarla a tu gusto añadiendo más licor y/o agua de rosas. No hagas en caliente, no apreciaras bien los sabores.