Es un rallador Microplane. Lo compré hace un par de semanas y es una pasada. Me gusta usarlo especialmente con cítricos (limas, limones, naranjas…). Les deja la piel tan suave como el culito de un bebé. Vale la pena darse el capricho.

Microplane