Migas ruleras

Migas ruleras, los ingredientes

Con septiembre termina el verano, llega la ansiada vuelta al cole y la vendimia. En Villarrobledo es un época importante por la cantidad de bodegas que hay y el número de viñedos plantados. Yo, afortunadamente, nunca he vendimiado pero nunca está de más preparar unas migas ruleras.

Necesitamos un buen pan sobado que esté un poco duro, de hace dos o tres días, un pimiento, una cabeza de ajos y un poco de uva, claro.

Migas ruleras, en la sartén

Deshacemos el pan en trozos pequeños y lo remojamos. Lo tapamos con un paño. Dejamos que se hidrate durante unas horas. Troceamos el pimiento y el ajo. Sofreímos el abundante aceite que luego usaremos para preparar las migas. Reservamos.

Ahora llega el momento de armarse de paciencia. Calentamos el aceite que hemos usado antes en una sartén grande, cacerola o wok. Echamos el pan troceado y vamos dandole vueltas a fuego medio. Aquí es donde hay que echarle mucho amor pues podemos tardar una media hora hasta que esté listo. Debemos remover constantemente. Con el canto de la espumera o cucharón que estemos utilizando vamos haciendo cada vez más pequeños los trozos de pan hasta que se conviertan en migas. ¡No desistáis! Hay un momento en el que parece que nunca vais a conseguirlo. Cuando estén en su punto añadimos el ajo y el pimiento frito y mezclamos todo bien.

Migas ruleras con uva

A nosotros nos gusta que queden doraditas, redonditas y esponjosas. Tomamos con unas uvas recién cogidas y un chato de vino (con casera).

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 Comentarios

  1. Así me gustan a mi las migas, simplonas. Yo incluso las preparo sin pimiento. Qué ricas remojadas en un cafetito.

  2. Dr. Muerte

    Así nos gustan a nosotros, sencillas. Esta vez no sobraron, pero con chocolate están riquísimas.

  3. Me encantan las migas. Al lado de mi trabajo hay un bar de los de toda la vida que sirven unas migas los jueves que están para morirse. Hasta con calor me las he comido. ¡Qué ricas!Yo no me he atrevido nunca a hacerlas…, pero con tu receta creo que me aventuraré porque hice el bizcocho de limón y he TRIUNFADO un montón!!! 😉

  4. Iris, las migas son fáciles de hacer. Lo único que hay que hacer es tener paciencia hasta que quedan pequeñitas y doradas.
    Me alegro de que haya triunfado el bizcocho de limón. ¡Ánimo con las migas!

Deja un comentario