Cortamos los tomates en rodajas muy finitas. Cortamos el atún (un buen lomo de atún en aceite de oliva) en láminas finas. Cortamos la mozzarella en láminas finas. Vamos poniendo una rodaja de tomate (con un poquito de sal), unas láminas de atún, otra rodaja de tomate (con otro poquito de sal), unas láminas de mozzarella (con unas gotitas de aceite de oliva) y… repetimos. Coronamos con un poco de orégano y aceite de oliva con aceitunas negras.