Risotto de tomate seco

Risotto de tomate seco y jamón

La receta de este risotto de tomate seco es de esas que se te vienen a la cabeza y hacen que se encienda una bombillita.  Un arroz con tomate, ajo, jamón… Eso sería, sería…  ¡un pan tumaca! (pa amb tomaquet / pan con tomate) Yeaaah, vamos a cómo hice esta exitosa improvisación.

Vas a necesitar: 300 g. arroz redondo, 80 g. cebolla, 50 g. tomate seco, 350 g. agua de hidratar los tomates, 600 g. caldo de verdura, 1 chorrete de cava, 4 lonchas de jamón serrano, 8 aceitunas negras, queso curado para rallar, un diente de ajo, mantequilla, aceite de oliva y sal.

Vas a tardar: 10 minutos de preparación + 10 minutos pochando la cebolla + 20 minutos de cocción del arroz.

Lo primero que hay que tener preparado son los tomates. Unos días antes los habremos dejado en remojo el tiempo suficiente para que se hidraten y estén blanditos. Se escurren, guardando ese agua rojizo lleno de sabor, y se meten en un tarro con aceite de oliva virgen extra y romero. Vale, ahora empezamos de verdad…

Picamos muy fina la cebolla. La pochamos a fuego lento con una cucharadita de mantequilla y un chorrete de aceite. En unos diez minutos estará lista. Añadimos los tomates secos cortados en trocitos, removemos un poco. Echamos el arroz y lo salteamos con un chorrete de cava. Cuando se haya evaporado empezamos a agregar poco a poco el caldo (de tomate + verduras) que tendremos caliente en un cazo.  Veinte minutos después estará hecho. Probádlo, si lo encontráis duro, alargad la cocción. Mientras tanto rallamos un ajo y lo emulsionamos con un poco de aceite.

Retirado del fuego lo ponemos a punto de sal y pimienta. Añadimos una cucharadita de mantequilla y rallamos el queso. No doy cantidad porque siempre lo hago a ojo. Removemos hasta conseguir una textura melosa.  Reservamos. Ponemos entre dos papeles de cocina las lonchas de jamón. Lo metemos al microondas en tandas de 30 segundos hasta que esté ligeramente crujiente.

Emplatamos el arroz. Ponemos sobre él jamón, un par de aceitunas negras y unas cucharaditas de ajo emulsionado. Ya tendríamos nuestro risotto listo.

 

Ten en cuenta:

– Puedes sustituír el jamón por unas tiras de bacon crujiente o panceta.

– Le puedes poner tomillo o romero. Irá de perlas.

– Si no tienes cava o no te gusta usa vino blanco, vino fino o martini.

– Utiliza un queso curado para darle sabor. En casa solemos usar grana padano, parmesano o manchego.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

5 Comentarios

  1. Vigila, que has puesto “a fuego lento con una cucharadita de mantequilla y un chorrete de mantequilla.” (no va por tocar los cojones, es defecto profesional del estudiante de traducción). Me parece una idea CO-JO-NU-DA. De hecho, me encanta, porque entra dentro de esas recetas extranjeras que se aplican a la gastronomía y los productos nacionales. Llevo un tiempo buscando cosas como este risotto de tomate seco y la verdad es que encaja perfectamente. Vale que el tomate seco, a menos que me equivoque, no es muy patrio, pero el jamón, las aceitunas y el queso curado sí que lo son. Enorme, como siempre, Dr. Muerte :-).

    • Dr. Muerte

      Carlos, muchas gracias por la corrección y los elogios. Mira que repaso las entradas antes de publicar pero siempre se pasa algún gazapo. Se puede sustituir el tomate seco por otro tipo (fresco, concentrado, frito…) sin problema pero me gusta mucho el sabor que le da.

  2. Lo hago para mi cena de los miércoles. Ya te diré como me resulta.

  3. Otra recetazas! Qué gran descubrimiento tu web, Dr. Muerte! Fan desde YA!

Deja un comentario