Sardinas y patatas

Lo de hoy es un plan sencillo. Un remake-copia-antojo de éste de Ibán Yarza. Casi nunca comemos sardinas en casa. A veces pensamos que su olor nos va a impregnar toda la cocina, que tienen muchas espinas, etc. Si enciendes la campana extractora apenas se nota. Éstas estaban fresquísimas y muy baratas.

Se prepara un majado de ajo y perejil. Añades un chorreón de aceite de oliva y emulsionas. Pasas las sardinas, con un poquito de sal, por este aderezo. Haz a la plancha (fuego medio) un par de minutos por cada lado.

Mientras puedes ir haciendo las patatas al microondas. El nuestro tiene un programa especial. Le pones el peso y ajusta el tiempo y la potencia. Si no, ve probando a intérvalos hasta que estén a tu gusto. Se acompañan con una salsa hecha con ajo, perejil, comino, pimentón ahumado y pimienta negra.

Listo. Es un plan sencillo. Y rápido.

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Las de Dr. Muerte o las de Iban Yarza, seguro que las dos dignas de zampar. Yo en mi caso las de mi madre, que las metió al horno y me las comí con las manos entafarrándome bien. LA GLORIA!!!

Deja un comentario