En casa ya es tradición hacer invitaciones especiales y tartas personalizadas. Con temas como Los Increíbles, Charlie y la fábrica de chocolate, Spiderman, Keroro… Este año ha sido el de Phineas y Ferb y de Charuca . Os voy a explicar cómo hice la tarta charuquil. Vamos a necesitar:

  • Para el bizcocho:150 gr. de harina, 150 gr. de azúcar y 5 huevos
  • Para la decoración y el relleno: 500 gr. de nata montada, mermelada de fresa, sirope de fresa, una tableta de chocolate, nocilla y un trocito de papel vegetal o de hornear.

Primero vamos a preparar los bizcochos. Separamos las yemas. Batimos las cinco claras a punto de nieve. Una vez estén bien firmes las reservamos. Batimos las cinco yemas con los 150 gr. de azúcar (mejor no hacerlo de una vez) hasta que estén blanquecinas y espumosas. Vamos añadiendo la harina, tamizada, a las yemas poco a poco. Cuando tengamos una mezcla homogénea es el momento de juntarlo con las claras a punto de nieve. Mezclamos con una cuchara de madera, moviendo de abajo hacia arriba. Forramos una bandeja de horno, de unos 30 cm. de largo, con papel de hornear y echamos la mitad de la mezcla. Se cuece durante 20 ó 25 minutos a 180 grados. Repetimos la operación para obtener dos bizcochos iguales.

Tarta charuquil

Una vez que se enfríen podemos recortarlos con la plantilla que hemos preparado antes. Para el relleno batimos 200 gr. de nata montada con un chorrete de sirope de fresa. Lo extendemos sobre uno de los bizcochos y ponemos por encima una capa de mermelada de fresas.

Tarta charuquil

Colocamos el otro bizcocho encima. Aplicamos una capa de nata hasta la zona de las orejas, donde irá una mezcla de nata con nocilla. Hacemos los ojos recortando la tableta de chocolate, con la ayuda de un vaso que tenga un diámetro que nos venga bien. Con la manga pastelera hacemos los mofletes y el lazo. La nariz está hecha con papel vegetal sobre el que hemos puesto una capa de chocolate fundido. Una vez que esté frío se recorta con unas tijeras.

Tarta charuquil

¡Ya está lista! No es complicado pero sí laborioso. Ahora sólo falta recoger la cocina .