Tarta de chocolate y toffee

Las tortitas para la tarta de chocolate de toffee.

A veces cuando pensamos en hacer una tarta nos entran los sudores. Pensamos en bizcochos de varios pisos, salsas, coberturas, glasas, almíbares… Tranquilo. Aquí no hay nada de eso. Esta tarta está hecha con tortitas, ganaché de chocolate y salsa de toffee. Fácil y rica, rica.

Vamos a empezar preparando la salsa de toffee (God save Biscayenne!). Cogemos 50 gr. de azúcar moreno y la ponemos al fuego en un cazo con una cucharadita de mantequilla. Esperamos a que empiece a fundirse y removemos. Apartamos del fuego e incorporamos 200 ml. de nata. Así evitamos que salte y nos podamos quemar. Volvemos a poner en el fogón, bajito, hasta que reduzca y espese. Ten en cuenta que al enfriarse se volverá más densa.  Es muy sencilla de hacer esta salsa. Con ella puedes cubrir bizcochos,  rellenar cupcakes o acompañar a una panacota.

Ahora vamos a evitar comernos la salsa de toffee a cucharadas y preparar el ganache. Necesitaremos, aparte de una gran fuerza de voluntad, 200 gr. de nata, 40 gr. de azúcar, 250 gr. de cobertura de chocolate y 50 gr. de mantequilla.  Hervimos la nata y el azúcar. Bajamos el fuego y añadimos el chocolate. Una vez está bien deshecho e incorporado metemos la mantequilla. Removemos. Una vez atemperado estará listo para usar.

Llega el momento de hacer las tortitas. La receta es un clásico en casa. Así que no os la voy a poner otra vez. Para la ocasión las hacemos ligeramente más grandes -¿unos 15 cm.?-. El problema de hacerlas muy grandes es que al darle la vuelta se rompen. Ve probando.

Tarta de chocola y salsa de toffee

El mejos que hagas un día la salsa y el ganache y al siguiente las tortitas. De este modo le da tiempo a que se enfríen completamente. Ya no nos queda más que ir haciendo capas. Ponemos una tortita, se cubre de abundante ganache, luego otra… Hasta que la última se cubre con una buena capa de salsa de toffee. Una tarta sencilla y deliciosa para celebrar un cumpleaños con amigos.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Siempre que entro sin desayunar me dejas cosas como estas aaaaaaaaaaaah… baba infinita

  2. Anita, a los blogs de cocina hay entrar con el estómago lleno. 🙂

Deja un comentario