Tiradito de vieiras

Me llamó la atención ver en la zona de congelados de mi supermercado habitual vieiras congeladas. Las había comido en casa de mi hermana, gratinadas, en la cena de navidad. Así que no me lo pensé. Me llevé dos a casa. El problema vino el día que me decidí a cocinarlas. No sabía qué hacer con ellas. Busqué en mis blogs de confianza, rebusqué en internet y al final hojeé mis libros de cocina. Se me iba la mañana y todavía no sabía qué hacer. Al final Nobu me dio la solución.

Tiradito de vieiras

De su receta me quedé con lo esencial. La forma de hacerlas. Improvisé cambiando los ingredientes que no tenía. Abrimos las vieiras, las limpiamos bien y laminamos. Encima de cada lámina de vieira ponemos una rodajita de jengibre fresco y una lágrima de wasabi. Enmedio del plato ponemos medio pepino cortado fino y media zanahoria rallada. Alrededor las vieiras. Rociamos con el zumo de medio limón y terminamos con unas escamas de sal maldón. Hay que tener cuidado con el wasabi pues su sabor es tan intenso que anula al resto, por no hablar de lo que pica.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Madre mia Paco eres un artista. En Perú probamos varios tiraditos, pero recuerdo especialmente el de gambas que era riquiiiiiiisimo (pero viendo la pinta de el que has preparado no se eh?)
    La verdad es que la cocina peruana es de lo más curioso y merece la pena 100%, investiga y verás!

  2. Dr. Muerte

    Gracias… Estaba muy bueno, pero el sabor del wasabi predominaba sobre lo demás. Prometo investigar la cocina peruana, pero para eso no hará falta un gorro como el de Rober, ¿no?

Deja un comentario