Tomates confitados

Hace tiempo que debía haber puesto esta receta. Ésta es una de esas cosas que no suele faltar en casa. Con ellos te puedes preparar un aperitivo, una ensalada, un plato de pasta o lo que se te ocurra. Es fácil de hacer pero requiere bastante tiempo. Así que vamos a organizarnos.

Flujo de trabajo

Vamos a necesitar 500 gr. de tomates cherry, 2 dientes de ajo, 10 gr. de azúcar, 15 ml. de aceite, vinagre de Módena, tomillo y sal. Cortamos los tomates por la mitad (recomiendo hacer el corte horizontalmente ya que se vaciarán más facilmente), los vaciamos y los ponemos en una bandeja para el horno. Esto me suele llevar unos 30 ó 40 minutos. Así que mejor nos acomodamos y escuchamos algo tranquilo como Espanto.

Tomates confitados

En un mortero majamos los ajos con la sal y el azúcar. Añadimos el aceite y un chorrito de vinagre de Módena. Vertemos esta salsa sobre los tomates y horneamos una hora a temperatura muy baja, alrededor de 60-70 grados. Pasado este tiempo sacamos la bandeja, espolvoreamos el tomillo ruidereño y horneamos durante otra hora. Una vez hechos y enfriados los metemos en un tarro de cristal y rellenamos con aceite de oliva virgen extra. Hacedlos, merece la pena.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Esta semana lo hago porque…tengo tomillo ruidereñooooo!!!!

Deja un comentario