Andaba yo buscando una receta para alegrar un poco la salsa boloñesa que suelo hacer y encontré dos trucos. Y vaya si se alegró la triste carne picada que tenía en la nevera. Se tarda un poquito más pero merece la pena. Luego herví la pasta y listo.

Tony y la pasta

Al sentarme a la mesa me topé con Tony Soprano. Me estaba mirando desde las páginas de esa revista para hombres (¡qué repelús!) que compré por el gafotas que salía en la portada.

[audio:wokeup.mp3]