Torta de manteca

Torta de manteca

¿Uno es de donde nace o de donde se “hace”? Nunca he sentido pertenencia. Me parece un tema azaroso. De cualquier forma llevo viviendo casi el tiempo en Villarrobledo que el que he estado en Madrid. Los dos sitios tienen sus ventajas y sus inconveniente. Como cualquier otro lugar.  En este mes de julio se cumplirán veinte años desde que  me vine a vivir a un lugar de La Mancha y diez (¡DIEZ!) desde que empecé este bloguito.

En este tiempo he descubierto la panceta a la brasa, las tortas de manteca, las tortas fritas, el pan sobáo y mi alergia al olivo, entre otras cosas. También he aprendido lo mucho que me gusta ser padre (aunque a ratos tus hijos te hagan la vida un poco imposible), lo poco que me gustan los negocios y cual es mi verdadera vocación, hacer lo que me de la gana al margen  de convenciones sociales.

Soy bastante galgo así que lo mío con las tortas de manteca fue amor a primera vista. Un bollo con azúcar a cascoporro por encima no me pasa desapercibido. Su sabor tal como las hacen aquí es bastante neutro. Una masa bastante aireada con cierto gusto a manteca y dulce gracias a esa capa indecente de azúcar. No sé si en algún momento se hicieron de otra manera o es cuestión de la racanería y vagancia de las panaderías de aquí. Me gustaría probar tortas con nuevos sabores y nuevas formas de elaboración. ¿De verdad a nadie se le ha ocurrido hacerlo? Lo de coger una torta sin azúcar y bañarla en sucedáneo de chocolate no cuenta.

Las tortas se hacen en dos partes. Primero hay que hacer una masa de pan para luego integrarle la manteca. Suelo hacer una masa básica pero puedes aprovechar cuando vayas a hacer pan y preparar un poquito más. Sería genial ir probando tortas con diferentes masas de pan. Yo, desde luego, voy a hacerlo. No puedo dejar de dar las gracias a Miguel Angel Sahuquillo, gran maestro panadero y mejor persona, por ayudarme a conseguir esta receta. Siempre está ahí cuando lo necesito.

Masa básica de pan: 200 g harina de fuerza, 120 g agua, 3 g levadura fresca, 4 g sal.

Masa final: la masa fermentada anterior, una yema de huevo, 2 g levadura fresca, 75 g harina de fuerza, 50 g azúcar blanquilla, 100 g manteca.

Mezcla todos los ingredientes de la masa de pan. Amasa hasta conseguir una bola lisa. Tápala y déjala fermentar 90 minutos a temperatura ambiente o de un día para otro en la nevera.

Torta de manteca

Cogemos la masa fermentada y la mezclamos con el huevo, la levadura, la harina y el azúcar. Amasamos hasta que desarrollemos bien el gluten, o sea hasta que quede una masa fina. Empieza lo bueno. Incorporamos la manteca, fría y en pellizcos. Poco a poco. Le damos unos pellizcos a la manteca, la “clavamos” en la masa y amasamos hasta que la absorba. Repetimos tantas veces como haga falta. Al final tendremos una masa lustrosa y suave. La dejamos reposar 30 minutos. Pasado este tiempo la estiramos y le clavamos las yemas de los dedos. Debe quedar una superficie irregular llena de baches. Le echamos una capa generosa de azúcar. Dejamos fermentar unos 30 minutos. Momento de poner a calentar el horno a 210º.

Treinta minutos más tarde… Horneamos unos 15 minutos. Debe quedar doradita. Si ves que es necesaria déjala más tiempo. Déjala enfriar sobre una rejilla.

– Si sueles hacer pan en casa prueba a hacer un poquito más de masa para elaborar tortas. Llegarás a un nuevo nivel de sabor.

– Atrévete a usar harinas integrales, de trigo, tritordeum, centeno, etc. No tengas reparos en usar aromáticos. Infusiona el agua de tu masa. Échale clavo, canela, cardamomo, jengibre, limón, licores… ¡pero no todo a la vez! 🙂

– No te cortes en meterle cosas a la masa. Semillas, copos, cacao, frutos secos, chocolate en trocitos, etc.

CLMgastro

Con esta entrada comienza la aventura CLMgastro. Somos un grupo de blogueros que nos hemos juntado para hablar de lo nuestro, las cosas del comer. Pretendemos difundir los productos de aquí (CLM = Castilla-La Mancha) y pasárnoslo bien. Hemos creado un recetario con todos los participantes de esta convocatoria. Lo puedes leer aquí abajo y descargarlo desde aquí. Puedes seguir a CLMgastro en twitter y facebook. Seguiremos informando.

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 Comentarios

  1. Hola, no conocía tu blog, y me alegro de haberlo hecho gracias a esta iniciativa de la que me ha encantado formar parte. Desde el principio pensé en hacer estas tortas, pues mi abuela las hacía en un horno de leña que tenemos en la casa del pueblo y me apetecía recordarlas…Pero…ya las habías cogido tu…eso no quiere decir que no las vaya a hacer…jajaja. Te han quedado estupendas, tanto como las de mi abuela!! Bs.
    Julia

    • Dr. Muerte

      Gracias, Julia. Espero que cuando las hagas te queden -casi- tan buenas como las de tu abuela.

  2. Maravilla de las maravillas y seguro muy vigorizante jajajaja. Gracias por el curro que te has pegado con ese e-book fabuloso 😀

    Esta iniciativa mola, a ver como sigue creciendo
    Un abrazo

    • Dr. Muerte

      Habrá que esperar un tiempo para ver a dónde nos lleva esto de CLMgastro. Un abrazaco.

Deja un comentario