Tortillas de maiz

Este fin de semana hemos estado en Madrid. De mi visita al supermercado de El corte inglés me traje harina de maíz, para hacer tortillas, tamales, etc. Ayer, después de ver a Jose Andrés (al que hacía un montón de tiempo que no veía), me entraron un montón de ganas de hacer una tortillitas. Así que esta noche hemos preparado una cena de inspiración mexicana.

Son muy fáciles de hacer. Mezclas la misma cantidad de harina y agua. Amasas, haces una bola y la dejas reposar unos minutos. Después haces bolitas de entre 2 o 3 centímetros. Una vez tenemos listas las bolitas (a las que llaman testales) procedemos a hacer las tortillas, aplastándolas. Lo más normál será que no tengamos una tortilladora, como es mi caso. He recortado dos cuadrados de papel vegetal (entre los que se coloca el testal) y lo he aplastado con la ayuda de la tabla de cortar. Calentamos una sartén, sin aceite ni mantequilla. Y empezamos a hacerlas hasta que tienen un color doradito, incluso por algunos lados un poco quemado.

Las tortillas las hemos comido con diferentes tipos de quesos y para acompañar hemos preparado guacamole. Una cena rica, ligera y diferente que a los críos les ha encantado comer y preparar (Marina me ha ayudado a hacer los testales y aplastarlos).

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 Comentarios

  1. fatal fatal

    a mi, jose andres me pone un poquito nervioso. Aunque no tanto como Arguiñano al que no soporto ni en pintura. Lo veo por su hermana, porque me gusta los postres que hace.
    Besos a la familia.

  2. Boca Dorada

    Me apunto esa cena mexicana, fácil y resultona. Me alegra leerte.

  3. Dr. Muerte

    Alex, yo tampoco soporto a Arguiñano, pero su hermana me cae fenomenal. Y Jose Andrés es un poco cansino pero por lo menos no cuenta chistes y es más didáctico. Que nos hagan un favor, que le busquen otro programa a Tonino.

    Boca dorada, he descubierto tu cuenta de Flickr y me ha encantado.

  4. Hola. Anoche me pilló con un guacamole a medias y algo de queso… y se me ocurrió probar tu receta para hacer unas quesadillas. Ahora bien, mezclé la misma cantidad de agua y harina de maíz y aquello resultó liquidísimo. Incluso después de añadir harina un par de veces más, la mezcla llegó apenas a la consistencia de la nata líquida. Algo se me está escapando, ¿verdad?

    (Con el modo desesperación on, le casqué un huevo y fingí que hacía pancakes de maíz.)

Deja un comentario