Romanesco grillado con salsa de yogur

Esta semana me he propuesto hacer una receta NUEVA cada día. Me lo estoy pasando genial. Te obliga a dejar la rutina, dejar el piloto automático y recuperar la diversión.

El lunes hice una receta de Jamie. Como siempre, a mi manera. Cambié el brócoli (que no tenían en el mercado) por romanesco. Qué bonito es. Fue muy sencilla. Compré dos piezas porque eran pequeños. Se trocean y se hierven 4 minutos en agua con sal. Se escurre y se gratina, con el grill a tope, echándole un chorrete de aceite buenaco. En un mortero se majan unos cominos y, con un yogur, se prepara la salsa. Se puede añadir anís en grano, canela, curry… Al gusto. Para que quede más clara podemos incorporar un poco de leche.